28 maggio 2015

Dalla Colombia: un'altro angelo della carità vola in Cielo!

"Vi comunichiamo il decesso di Suor Irma Valsecchi Sasella, alle ore 1:45 del mattino del giorno 28 di maggio 2015. Deceduta serenamente accompagnata con amore e sacrificio da tutte le Sorelle per tutto il bene che ha fatto per grazia di Dio in Colombia. 

Nata a Rossino - Bergamo il 31 marzo 1920.
Noviziato: 8 dicembre 1943 Torpignatara
Prima Professione:  8 dicembre 1943 Torpignatara.
Professione perpetua: 8 dicembre 1945 Mesagne.
Di 73 anni di vita religiosa.
Arriva a Colombia il 23 febbraio 1983.

Vera Religiosa de Cuore e di Spirito, una Camilliana a tempo pieno, sempre disposta a fare la carità a qualunque persona che avesse bisogno, amante della vita fraterna, ci spronava sempre a vivere nella preghiera, nel lavoro nostro bel Carisma con gli ammalati e in questi ultimi 32 anni vissuti in Colombia, tra le anziane alle quale sempre era contenta di assisterle e accompagnarle fino al passo nella eternità.

In questo tempo di malattia dimostrò la fortezza della sua anima, sempre allegra, le piaceva salire a passeggiare, andare a fare le spesse, era cordiale, amabile e facile alla compassione, che Dio ricompense tanto amore seminato e interceda per i bisogni dell'Istituto, la chiesa e per l'aumento delle vocazione.

Ricevi anima bella, la ricompensa della tua vita donata senza riserve.

Suor Carmela e Sorelle della Colombia.

Grazie Dio di misericordia e amore per darci questa vera Donna e vera Figlia di San Camillo."



Riposa in pace carissima Suor Irma

24 maggio 2015

25 de mayo 1940 - 2015: 75 años en Córdoba. Sirviendo por Amor a la Vida


[...] A partir de la fundación del Preventorio en Molinari, distante 60 kilómetros de la ciudad de Córdoba, los Superiores veían la conveniencia de tener  una casa en la ciudad, que sirviera de nexo a las hermanas que viviendo en las sierras tenían necesidad de viajar  con frecuencia a Córdoba capital, y a veces no llegaban a culminar los trámite en el día y  debían volver al siguiente, o regresar muy tarde a casa en esa soledad. 



Un buen día de esos que nos tiene reservados Dios en su Providencia, el Señor Arzobispo de Córdoba Monseñor Fermín Lafitte, les hizo una invitación para una fundación en la Ciudad de Córdoba. No se puede explicar lo que sintieron las Superioras. No querían comunicarlo a la Comunidad hasta no tener una certeza, para no desilusionar a nadie, pero en su interior sentían la necesidad de proclamarlo a gritos.

Sor Amelia
La Superiora Comisaria Sor Amelia Delloye, [ al regreso de Roma a fines de julio ] acompañada por Sor Maria Pareja viajaron a la ciudad de Córdoba y fueron recibidas por Monseñor Fermín Lafitte, para agradecer la deferencia que había tenido para con nuestro Instituto, prefiriéndolo para la fundación que nos ofrecía.


Sor Maria
Monseñor repitió varias veces que había quedado encantado por la obra realizada en Molinari y nos deseaba el mismo éxito en Córdoba. 
En líneas generales y muy rápidamente se habló sobre las condiciones de dicha fundación sin establecer definitivamente la forma de la donación. La Superiora General Sor Juana Pedón dio la autorización de la nueva casa en la ciudad de Córdoba.
Madre Juana



Por su indicación el mismo día a las 16 horas fueron a visitar al Ingeniero Justiniano Allende Posse, sobrino del donante Justiniano Posse, que estaba encargado de modificar la construcción del establecimiento que se quería destinar como hogar de ancianas, para quienes habiendo gozando anteriormente de un cierto bienestar, hubieren venido a menos. [...]


[...] La Srta. Amparo Posse que actuaba actuaba como albacea al disponer de la voluntad de su hermano apenas fallecido deseaba que en la Capilla se venerara  la imagen de la Virgen del Perpetuo Socorro y que la casa llevara el nombre de “Hogar Santa Justa”Dicha casa está situada en la calle Rioja 522 con capacidad para 28 ancianas. 




Alentadas por el propósito de testimoniar al mundo el amor siempre presente de Cristo hacia los enfermos y necesitados, las Hijas de San Camilo iniciaron oficialmente su labor en Córdoba el 25 de mayo de 1940, fiesta patria en la República Argentina y Aniversario del natalicio de San Camilo de Lellis.


[...] Asimismo se hicieron cargo de la asistencia y cuidado de los sacerdotes que se hospedaban en el Hogar Sacerdotal, colindante con la casa, de acuerdo con lo solicitado por el Emmo. Sr. Obispo de Córdoba, como así también de la atención la Nueva Parroquia "Cristo Obrero, próxima al Hogar. Estas obras, en especial el templo, llenaron una gran necesidad que se hacía sentir, en un modo especial, entre la gente humilde de la zona. Dentro del apostolado, iniciaron un proceso de acercamiento pastoral a los agentes sanitarios. Para ello comenzaron a reunirse en la sede del hogar, enfermeras y asistentes que formarían la Federación de Enfermeras y empleadas de la Sanidad. Asesorados y asistidos espiritualmente por el capellán de la Iglesia de Cristo Obrero, estos encuentros fueron ocasión privilegiada de siembra, de difusión de germenes útiles, destinados a crecer, a hacer el bien. 
Debido al aumento de solicitudes de internación, en 1965 se adquiere una casona en la zona de Argüello, en la cual se iniciaron inmediatamente las obras de ampliación y refacción para el posterior traslado del hogar en 1967. 
El nuevo edificio ubicado en avenida Donato Alvarez nº 380 donde todo era más espacioso, en especial el amplio parque que lo rodeaba, permitía albergar a 85 señoras.
Durante los 27 años de permanencia en esta casa, la asistencia y el servicio silencioso por parte de las hermanas y empleados fue perfilando y dando sentido a esta obra, verdadero testimonio de espíritu de caridad y próspero apostolado.
Siempre con el afán de proporcionar un lugar acogedor y alegre a cuantas convivían en el ámbito del Hogar, ya que constituía el único marco donde se desenvolvían la mayoría de las señoras internas, se decide la realización de una nueva edificación en algunos terrenos del hogar que ocupaban, más acorde con las exigencias técnicas, santarias y funcionales que se requerían para poder brindar un servicio cualificado. Pero con gran pesar no pudo llevarse a cabo ante la desautorización por parte de la municipalidad. Por lo tanto se decide realizar la edificación en un solar de tre terrenos que con muchos sacrificios habían sido adquiridos por la congregación, por intermedio de la entonces superiora sor Elvira Schirato. 
Se encargó al arquitecto Juan Negri la realización de 8un nuevo proyecto de edificación. 
Se firma contrato con la Empresa constructora Arturo Pucheta para la realización del nuevo hogar, que a inicios de 1982, en que asume la nueva superiora sor Severina Ferraboli, llegaba a cubrir toda la estructura de cimientos y columnas de hormigón, luego de varias interrupciones por problemas monetarios, pudo continuar el ritmo propuesto merced a la generosa ayuda de la Casa General y a las contribuciones que con gran sacrificio realizaron las casas de Europa y de la Provincia como así tambien lo que podían aportar las Comunidades de Molinari y Arguello.
El 14 de octubre de 1987 contando con la presencia de la Rvma Superiora General, Madre Serafina Della Porta, la Rvda Supeiora Provincial Sor Costantina Guerreschi, que tanto se interesó por la concreción de esta obra, varias hermanas que venían de distintas comunidades, se llevo a cabo la inauguración del nuevo Hogar, denominado desde entonces "HOGAR SAN CAMILO". [...]

Del libro Cien años de Fundación - Sor Irene Zecchini y Sor Catalina Osella.




video